Cinco ventiladores de #InnspiraMED para la Clínica de la 80

  • Publicado el 14 de julio de 2020

Ahora que la expansión del COVID-19 ha hecho que la ciudad entre en Estado de Cuidado Total, se han tomado una serie de estrategias para mitigar el impacto del virus. Entre estas iniciativas está la reapertura de la Clínica de la 80, la cual tuvo una inversión de 13 mil millones de pesos y comenzó a operar desde el pasado lunes 13 de julio con la idea de atender pacientes remitidos de otras entidades de salud, con el fin de descongestionar los hospitales y clínicas que prestan atención a pacientes COVID.

La iniciativa InnspiraMED, articulada por Ruta N y financiada por Postobón, entregó cinco ventiladores mecánicos a la Clínica de la 80 para ser usados cuando el sistema de salud lo requiera. Estos ventiladores, desarrollados por el Grupo de Investigación en Bioinstrumentación e Ingeniería Clínica – GIBIC de la Universidad de Antioquia fueron ensamblados por Auteco Mobility.

Te puede interesar: Conoce todas las iniciativas de Innova por la Vida en las que estamos sumando esfuerzos para producir ventiladores de bajo costo para las unidades de cuidados intensivos (InnspiraMED); mejorar las capacidades de la red hospitalaria y crear herramientas  tecnológicas que utilicen el poder de los datos para la toma de decisiones en salud pública

“Esto hace parte de todo un plan de expansión que hemos llamado el plan mil y que hace que pasemos de 300 camas de cuidados intensivos a mil camas en el momento en el que estemos enfrentando el pico en su mayor dimensión. Esto también implica la llegada acelerada de los ventiladores prometidos por el gobierno nacional y que vienen cumpliendo con precisión milimétrica. Esta semana llegaron 50, la próxima semana llegan 100 y llegan más, los que sean necesarios”, agregó Daniel Quintero, Alcalde de Medellín. 

Durante la fase cero de desinfección, adecuación y recuperación, la clínica recibió donaciones de varios sectores privados que aportaron a la intervención total de 22 mil metros cuadrados de infraestructura y 6.700 metros cuadrados de fachada. El 14 de abril, la nueva infraestructura recibió dos plantas eléctricas con las cuales se tendrá la energía necesaria para el funcionamiento de los equipos vitales de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y que serán soporte ante posibles eventualidades. 

En el piso 5 se trabajó en varias salas que se adecuaron, la sala de hospitalización, la sala de cirugía y esterilización y la sala de Cuidados Intensivos y Especiales.  Finalmente, en el piso 6 se adecuaron dos salas con camas de hospitalización.